Go to Top

Ola de calor. 5 claves para mantenernos hidratados y con energía

2012-08-07_IMG_2012-08-07_09-43-04_calorwebLas altas temperaturas están protagonizando uno de los veranos más calurosos de los últimos años, principalmente en el sur de España.

Ante esta situación, la deshidratación y la pérdida de energía física se convierten en una amenaza constante que afortunadamente podemos combatir. La médico nutricionista de Clínica Rocío Vázquez, la Dra. May del Río, nos da algunas claves alimenticias para mantenernos enérgicos e hidratados.

1) A veces cuando tenemos sed, ya es tarde. En esta época del año debemos obligarnos más que nunca a beber agua con cierta constancia y no sólo cuando tenemos sed. Y es que además del agua que eliminamos cuando sudamos, sólo la transpiración y la respiración pueden hacernos perder hasta 1 litro y medio de agua.

Alimentos ricos en minerales, agua y nutrientes2) El agua no es la única opción. Además del agua podemos hidratarnos consumiendo otros alimentos entre los que se encuentran los zumos naturales de frutas, agua con zumo de limón, té frío, el agua de sabores o el gazpacho.

3) Cuidado con el exceso de ciertas bebidas. Cada vez más personas acostumbran a beber refrescos y bebidas isotónicas siempre que tienen sed o su cuerpo les pide energía. Aunque su consumo puntual no es perjudicial, no debemos abusar de ellas ya que el exceso de glucosa y minerales puede llegar incluso a deshidratarnos.

En este sentido, cabe destacar que las bebidas alcohólicas tienen un efecto vasodilatador en el organismo, lo que impide que el cuerpo ponga en funcionamiento el mecanismo de alerta de subida de la temperatura corporal. Por ello, favorece la presencia de una hipertermia. Además, el alcohol puede provocar un efecto diurético que promueve la deshidratación

4) Comidas ligeras. Además de las bebidas, cabe destacar la función hidratante y energizante de las frutas de temporada como la piña, la sandía, el melón, la naranja o la uva. Suponen un elevado aporte de agua y contienen fibra, vitaminas y otros nutrientes esenciales muy beneficiosos. Ocurre lo mismo con algunas verduras como el tomate, la lechuga, los espárragos o el pepino.

5) Alimentos muy salados o muy dulces. Según la Dra. May del Río debemos evitar en la medida de lo posible el consumo de alimentos que potencian la sensación de sed.

Esto ocurre cuando se abusa de alimentos muy salados en una misma comida (patatas chips, embutidos, frutos secos salados, pescados salados o ahumados, salsas comerciales, etc). También contribuyen a que esto ocurra los alimentos con una elevada concentración en azúcares o con un elevado contenido graso como la bollería industrial, rebozados, fritos o adobados.

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *