Go to Top

LÁSER ALEJANDRITA

El Láser Alejandrita emite un haz de luz que es absorbida por el pigmento del tatuaje y provoca que éste se fragmente en trozos más pequeños, proceso que permite su eliminación a través del organismo.

Son necesarias alrededor de 6 sesiones con una distancia entre cada una entre 4 y 8 semanas para la eliminación del tatuaje. El tratamiento se puede aplicar sin anestesia, con anestesia tópica o con anestesia local, en función del nivel de tolerancia del paciente.

 

 

 

 

 LA CLAVE
Para que el tratamiento sea más efectivo, se recomienda no tomar el sol, ya que estar moreno dificulta la penetración de la luz y aumenta la incidencia de efectos secundarios.

 

IDEAL PARA
La eliminación de tatuajes más superficiales. Los pigmentos, negros, azules y verdes responderán relativamente rápido al tratamiento porque absorben mejor la luz del Láser Alejandrita.