Antiaging Facial – Líneas de Expresión

Ya sea en frente, patas de gallo y entrecejo, con el adecuado tratamiento, desde Clínica Rocío Vázquez podemos ayudarte a rejuvenecer el tercio superior del rostro y dar luminosidad a tu mirada sin restar ni un ápice de tu esencia y naturalidad.

¿Cómo podemos paliar estas arrugas, señales y líneas de expresión sobre nuestro rostro?

Existen tratamientos preventivos que nos permitirán cuidar la piel mejorando su luminosidad, elasticidad e hidratación. Sin embargo cuando las arrugas, surcos y demás líneas de expresión ya se han hecho presentes de manera permanente en nuestro rostro, el tratamiento más eficaz para reducirlas y, en muchos casos, llegar a eliminarlas tanto de la frente, como del entrecejo o de la comisura exterior de los ojos (patas de gallo) es el tratamiento de líneas de expresión con Botox (toxina botulínica).

En cualquier caso una de las doctoras que forman parte del equipo de Clínica Rocío Vázquez realizará el análisis adecuado y prescribirá el tratamiento más eficaz para mejorar las líneas de
expresión.

¿Qué es el botox?

La toxina botulínica o botox es una neurotoxina sintetizada por una bacteria denominada Clostridium Bolulinum que, al ser administrada, produce una disminución de la contracción de los músculos faciales, dando como resultado una piel tersa y tonificada, corrigiendo las arrugas y previniendo su progresión.

Fue descubierta en 1.870 por el científico belga Emile Van Ermengem quien definió sus propiedades terapéuticas aplicadas a patologías neurológicas y musculares.

Sin embargo, no fue hasta 1.970 cuando el dermatólogo estadounidense Alan Scott descubrió su utilidad estética haciendo disminuir las arrugas.

Podemos decir que la toxina botulínica o botox viene siendo usado desde hace más de 50 años. En España este medicamento fue testado y aprobado por el Ministerio de Sanidad en 2004 y desde entonces se ha convertido en uno de los tratamientos medico-estéticos no quirúrgicos más empleados.

¿Dudas sobre cómo solucionar las arrugas en la piel?

Como todos sabemos nuestro organismo se compone de células que van naciendo y muriendo; en concreto 37 millones de células. En función del estado de las mismas, nuestro organismo las va reemplazando a medida que estas van perdiendo su funcionalidad o se deterioran por algún motivo.

Hay células en el aparato digestivo que se regeneran prácticamente cada dos días y otras que se van regenerando cada más de 10 años, como los huesos.


Por tanto a la pregunta ¿nuestro cuerpo tiene nuestra edad? La respuesta es,
en general, no. Cada parte tiene una edad diferente.

En concreto las principales células de la piel se regeneran prácticamente cada mes. Se trata de células altamente expuestas (forman parte fundamental de nuestro sistema inmunitario o de defensa de las agresiones externas) y por tanto sus células sufren mucho; sobre todo en aquellas partes expuestas a la luz del sol.

Si la piel se va regenerando cada mes ¿por qué se va produciendo un deterioro de la misma con el paso del tiempo?

Con el tiempo se van dando cambios hormonales y fisiológicos que van produciendo alteraciones en proteínas básicas como el colágeno y la elastina; lo que provoca un proceso de adelgazamiento de la dermis, deshidratación y aparición de arrugas. Los melanozitos (células que dan pigmento y protección a la piel) también van transformándose y disminuyendo en cantidad.

Es decir estas nuevas células van cambiando con el paso del tiempo o simplemente dejan de regenerarse. Lo cual produce el envejecimiento cutáneo que provoca flacidez, arrugas, surcos, manchas etc.

Como todos sabemos nuestro organismo se compone de células que van naciendo y muriendo; en concreto 37 millones de células. En función del estado de las mismas, nuestro organismo las va reemplazando a medida que estas van perdiendo su funcionalidad o se deterioran por algún motivo.

Hay células en el aparato digestivo que se regeneran prácticamente cada dos días y otras que se van regenerando cada más de 10 años, como los huesos.


Por tanto a la pregunta ¿nuestro cuerpo tiene nuestra edad? La respuesta es,
en general, no. Cada parte tiene una edad diferente.

En concreto las principales células de la piel se regeneran prácticamente cada mes. Se trata de células altamente expuestas (forman parte fundamental de nuestro sistema inmunitario o de defensa de las agresiones externas) y por tanto sus células sufren mucho; sobre todo en aquellas partes expuestas a la luz del sol.

Si la piel se va regenerando cada mes ¿por qué se va produciendo un deterioro de la misma con el paso del tiempo?

Con el tiempo se van dando cambios hormonales y fisiológicos que van produciendo alteraciones en proteínas básicas como el colágeno y la elastina; lo que provoca un proceso de adelgazamiento de la dermis, deshidratación y aparición de arrugas. Los melanozitos (células que dan pigmento y protección a la piel) también van transformándose y disminuyendo en cantidad.

Es decir estas nuevas células van cambiando con el paso del tiempo o simplemente dejan de regenerarse. Lo cual produce el envejecimiento cutáneo que provoca flacidez, arrugas, surcos, manchas etc.

De manera previa al desarrollo del tratamiento una doctora especializada en medicina estética y con dilatada experiencia en este tipo de tratamientos realizará un análisis sobre el estado de las zonas a tratar.

Este estudio unido a la entrevista con la paciente, le permitirá definir la mejor estrategia terapéutica para conseguir el resultado deseado.

Todas las profesionales que administran tratamientos de Toxina Botulínica en Clínica Rocío Vázquez además de estar facultadas para ello como Médicos, tienen un completo conocimiento sobre musculatura facial y cuentan con una sólida formación en la técnica de inyección. De hecho, la propia Dra. Vázquez es actualmente la directora del Máster en Técnicas Avanzadas de Medicina Estética y Cosmética

Regenerativa de la Universidad Pablo Olavide. Esto hace que no sólo contemos con profesionales con experiencia y conocimientos, sino que anualmente enseñan a decenas de profesionales en esta área de conocimiento.

Una vez analizado el caso, y con la adecuada prescripción facultativa, el tratamiento consiste en microinyecciones fundamentalmente intramusculares de Toxina Botulínica (TB) tipo A en aquellas zonas que lo precisan.

Para proceder con las inyecciones previamente se ha limpiado la zona para garantizar al máximo su situación de asepsia y se ha aplicado una pomada antiséptica y anestésica para limpiar, desinfectar y eliminar cualquier tipo de molestia que puedan causar las microinyecciones.

Tras la primera sesión, se realizará una segunda de revisión de resultados y posible refuerzo a los 15 días.

Cuando la técnica se realiza adecuadamente no deben darse efectos adversos considerables. Por lo que podemos decir que el tratamiento con toxina botulínica es prácticamente inocuo. De hecho, en los miles de tratamientos administrados hasta el momento en Clínica Rocío Vázquez no se ha producido ningún efecto adverso.

Hay que tener en cuenta que la técnica de administración se basa en microinyecciones y aunque se realizan con una minúscula aguja, esta técnica puede producir cierta inflamación, pequeños hematomas y edemas que desaparecerán al poco tiempo.

A partir de las 48-72 horas, se comienzan a percibir los efectos del tratamiento, sin embargo, será al cabo de los 5-10 días posteriores cuando su efecto será pleno.

Depende de cada caso particular, pero es preciso tener en cuenta que su efecto va remitiendo progresivamente. Desde Clínica Rocío Vázquez recomendamos la realización de dos o tres sesiones anuales.

Una vez realizado el tratamiento habremos conseguido rejuvenecer el tercio superior del rostro obteniendo una piel más tersa, una mirada despejada y, en esencia, una nueva luminosidad.

En caso de que tenga alguna pregunta, desee consultar cualquier aspecto o solicitar información adicional puede llamarnos al 954 98 00 55 o escribirnos al WhatsApp 603 679 686 o al correo info@clinicarociovazquez.com.

Resultados de nuestros pacientes

¿Tienes dudas sobre nuestro tratamiento Antiaging?

Llámanos ahora para ampliar información

Qué opinan nuestros pacientes

Pilar
Leer más
Con el tratamiento de las líneas de expresión y el microblading de cejas parece que he rejuvenecido diez años, estoy encantada y he perdido el miedo a verme rara. Ya se que con vosotras eso no me va a pasar y tener esa confianza es esencial para mí
Alejandra
Leer más
Tengo 38 años y llevo dos tratándome las líneas de expresión y sobre todo previniendo que me salgan nuevas. Unas veces me trata la Dra. Gloria y otras la Dra. Salomé y las dos me encantan lo profesionales que son y cómo comparten conmigo el gusto por la naturalidad en los tratamientos.
Celia
Leer más
Llevo muchos años con vosotros manteniendo la piel joven con la toxina y la hidratación triple efecto, ese es mi secreto de belleza. Eso, ser constante y respetar los tiempos. Todo el mundo me dice que tengo una piel estupenda a mis 56 años y que estoy cada día mejor. Ustedes sois muy responsables de ello ¡gracias!
Anterior
Siguiente

Tratamientos relacionados

¿Dudas sobre nuestros tratamientos?

Envíanos un correo ahora y te responderemos en pocas horas.
En Clínica Rocío Vázquez estás en las mejores manos.

Solicitar información

Solicita cita previa

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¡Pregúntanos!